sábado, 12 de diciembre de 2015

Vintage Trouble - Barcelona 9-12-15 - Sala Razzmatazz

Hace año y medio, servidor presenció el debut en la Ciudad Condal de Vintage Trouble. Tras semejante exhibición de poderío, quedó claro que la popularidad del cuarteto de Venice Beach (hogar de Hank Moody), por cojones, tarde o temprano se vendría arriba. Meses después darían la campanada al ser escogidos como teloneros de AC/DC y los acontecimientos se precipitaron. Y aquí los tenemos ahora, llenando toda una Razz grande ellos solitos. Mr.Rifle estuvo allí y nos transmite sus sensaciones: 


Después de una pequeña época de sequía, por fin conseguía asistir a unos de los conciertos que estaban marcados en mi agenda.
10 de diciembre era la fecha marcada en cuestión. Llegaban Vintage Trouble a la sala Razzmatazz 1.
21:30h era la hora anunciada del inicio del recital, y fueron tan puntuales como nosotros, ya que fue llegar, y empezar el show. Este grupo es de los que se lo curra, cuidan todos los detalles y ofrecen un concierto con mayúsculas. Ya la salida y presentación del grupo uno por uno obligaban a prestar toda la atención hacia cada uno de ellos. Pintas muy elegantes y cuidadas de todos los miembros de la banda, vistiendo tipo vintage (nunca mejor dicho) …

Ya desde el inicio, destaca por todo lo alto el grandísimo showman y cantante Ty Taylor. Es de los que además de tener mucho talento, lleva en su ADN el concepto showman grabado a fuego. Bajó hasta 3 veces a la arena, mezclándose con el público, y hasta se subió al “balcón de DJ” existente en la sala, justo en frente del escenario. Era un no parar, tanto arriba como abajo del escenario. Alguno de mis amigos presentes creía haber viajado en el tiempo y estar viendo a James Brown!
Fueron descargando sus mejores temas de sus 2 discos, con un gran nivel de inicio a fin, con la banda entregada desde el principio. Para mí gusto, destacaron "Run Like The River", "Blues Hand me Down", "Nobody Told Me" y "Angel City California" (parecía que estabas en un concierto de la Creedence por momentos).

Fue un show cojonudo, con musicazos de calidad, muy divertido, pero que tan sólo duró 70 minutos. Además, el cantante acapara constantemente la atención, desluciendo varias veces el colosal buen hacer del guitarrista Nalle Colt. El “Viggo Mortensen” particular de la banda tiene mucho estilo y aporta mucha sonoridad al grupo, pero le tendrían que dar mucho más protagonismo. En cuanto a la base rítmica, cumplen a la perfección con su cometido, mostrándose muy alegres y participativos en todo momento.
En definitiva, retocando un par de detalles, este grupo puede llegar a hacer cosas importantes. Cabe destacar que la sala estaba prácticamente llena y todo el mundo cantaba y saltaba constantemente. Tienen ya una buena legión de fans. Es una variopinta mezcla de personalidades; y con muchas chicas, cosa que no estamos muy acostumbrados a ver en según qué conciertos.
Si tienes oportunidad de verlos y te va el rock, blues, soul o, sencillamente, música de la buena, música de raíces, no te los puedes perder.

Rifle

3 comentarios:

Jahdry dijo...

Fué un conciertaco. Yo no veía a un publico tan animado y bailongo desde hace mucho tiempo.

Anónimo dijo...

Escena curiosa del concierto..., mientras toda la sala miraba hacia la cabina del DJ, donde estaba el líder del espectáculo, sólo dos cabecitas aisladas miraban hacia el lado opuesto, al escenario, concentrándose en el solo de guitarra. Bichos raros o libre pensadores?

Rodrigo Luis Ovejero dijo...

Solo escuché el primer disco de VT, de lo mejor que escuché en los últimos años. Muy parejo, no sobra ninguna canción. Me parece que aunque están alcanzando el éxito deberían estar mucho más arriba que varios mimados de Rolling Stone que no les llegan ni a los talones.

Clicky Web Analytics