domingo, 14 de septiembre de 2008

Crónicas USA - Texas I

Cowboys at work! Fort Worth, Texas

Miércoles 29 de julio de 2008 - Lafayette-Dallas-Fort Worth-Austin

Tras huir precipitadamente del motel de los yonkies y las cucarachas (como recuerdo, aún conservo la marca de una picada de insecto en el pie) y pernoctar sanos y salvos en el EconoLodge de turno, la nueva jornada se presentaba intensa. Un poco más de 1.000 km hasta llegar a Austin, la capital mundial de la música en directo (así la publicitaban por Internet). Si pisábamos a fondo, teníamos nuestra primera parada, Dallas, a 4 horas. Así que let's go!


Herida de la guerra contra las cucas de Lafayette

En USA son increiblemente respetuosos con los límites de velocidad. Si la señal marca 60 millas/hora, van a 60 y punto. Te sientes el rey de la autopista cuando te sitúas en el carril de la izquierda, vas a 10 m/h por encima del límite y adelantas a las demás tortugas. Por supuesto, la policia de carreteras de Lousiana prontó se encargó de bajarnos los humos. Salen de no-se-sabe-dónde, se colocan detrás de tu auto con su festival de lucecitas, te hacen parar y mano en cartuchera se acercan a la ventanilla del conductor. Todo un clásico. Y con todas las leyendas urbanas que uno oye sobre la poli americana, temblando de miedo. A ver si el viaje se iría al traste...
Con el talonario en la mano y cara de poquísimos amigos, el joven agente hizo bajar a nuestro conductor de turno, Barbe, para que cogiese su permiso de conducir, ya que lo tenía en el maletero. Como el nivel de inglés de Barbe, siendo benevolentes, digamos que limitadillo, un tembloroso servidor tenía que ir haciendo de interprete desde el interior del coche. Al ver el permiso de conducir internacional, el tozudo agente exigía repetidamente el carnet de Lousiana. "Oiga señor, que somos turistas de España, que no vivimos en Lousiana". Lo que le costó entenderlo! Agobiado al ver todo el papeleo que le venía encima, y no sin antes comprovar que los bultos de los bolsillos del chandal de Barbe no erán sinó kleneex usados, todo se saldó con un "Take care and slow down boys!". Estuve tentado de hacer una foto al prototípico poli, con sus clásicas Ray-Ban y todo, pero no tuve lo que hay que tener...


Skyline de Dallas

"Dallas". Quien no ha disfrutado con las travesuras de J.R. Ewing! Echar un vistazo al opulento downtown que popularizó la mítica serie (el rancho de Southfork era inviable) y visitar el escenario del crimen de JFK eran los objetivos básicos. Es curioso ver como hasta los propios habitantes de la ciudad se toman a cachondeo la versión oficial del asesinato (Lee Harvey Oswald desde el balcón y tal). In-situ, efectivamente, te das cuenta de que las cosas no cuadran. Después de analizar todos los rincones del páramo y fantasear un rato con las teorías de la conspiración, teníamos hambre. Hambre de vaca. Y que mejor lugar para un carnívoro que Fort Worth, los establos de América!!!


Según la CIA, desde una de las ventanas del edificio disparó Oswald. A la izquierda, 3 de los pirados lo ponen en duda. En el asfalto, marcado con una X, el punto exacto del asesinato.


Fort Worth, a media horita de Dallas, fue durante décadas el centro neurálgico del comercio de ganado texano. Todo un distrito, los Stockyards, estaba consagrado al mercado vacuno. Hoy en día, logicamente, la mayor parte de la actividad mercantil ganadera se ha trasladado a las afueras de ciudad y los Stockyards se han reconvertido en una bonita atracción turística. Paseos de ganado por las calles, rodeos, establos, tiendas de complementos western y unos cuantos restaurantes con unos texan steak impresionantes. El paraíso del aprendiz de cowboy. Con la barriga llena y ya luciendo mi a partir de entonces inseparable sombrero vaquero, no podía faltar la visita al saloon más grande del mundo, el Billy Bob's Texas! Con capacidad para más de 6.000 personas, te pierdes dentro. Tiene dos salas de conciertos (allí han actuado desde tipos de la talla de ZZ Top, Cheap Trick, Shooter Jennings o Grand Funk hasta todos los grandes del country), casino, restaurantes...y hasta un rodeo tamaño real! Como curiosidad, cuentan que su record de cervezas servidas durante un concierto es de 16.000 durante un show de Hank Williams Jr y que un día Merle Haggard pagó una ronda a todo el bar, estableciendo un nuevo record mundial de copas pagadas!


Las huellas de Cheap Trick en el hall of fame de Billy Bob's Texas

Con el regusto amargo de no poder asistir a uno de sus rodeos (suelen ser en fin de semana), nos despedimos de Fort Worth y pusimos rumbo Sur. Austin y su mítico ambiente nocturno aguardaban.

8 comentarios:

Möbius el Crononauta dijo...

Aun no estoy al día de todo el viaje, pero centrándonos en esta etapa... debe ser muy entretenido pasear por delante de esa mítica biblioteca y fabricarse uno sus teorías.

Algún día me gustaria cruzar los USA rollo Popu on Tour, me agobia mucho conducir.

Mientras voy avanzando esperaré el próximo capítulo

Saludos

Blue Monday dijo...

¿Las cucarachas pican?, ¿Estás seguro de que fue una cucaracha? Por el tamaño debían ser de las de tipo radiactivo, jajaja. Como ya te comenté un viaje que hace que me corroa la envidia.
Y la crónica cojonuda. Estás de cojones con el sombrerito, jajaja.
Saludos desde la cueva.

manurhill dijo...

Sana envidia, cuantos de los que leemos el Popu no hemos anhelado hacer ese viaje, tú has cumplido ese sueño. Felicidades.

Dani dijo...

Hola compa,

a principios de noviembre iré a los States, pero a currar, así que seguramente no tendré muchas oportunidades de hacer "investigaciones" como las tuyas.

Me has dado sana envidia, pero he aprendido con tus consejos sobre buen comportamiento yanki.

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Esa cucaracha debía ser de Roswell... no sé si os gusta el cómic Goomer, pero salen unas cucarachas espaciales que bueno podrían interesarte, para despejar dudas jaj

He estado mirando la hoja de ruta y los capítulos de El Paso, Las Vegas y Los Angeles prometen muy mucho man.

Txema dijo...

Por un mes y poco os habeis librado de Ike que casi arrasa Houston y parte de Texas, y del otro que paso por en medio de New Orleans.
Por cierto muy bueno lo de Merle Haggard.
Solo os falto ir a al algun garito relacionado con Steve Ray Vaughan que era de Dallas, aunque seguro que tocó en el Billy Bob

sammy tylerose dijo...

Möbius,la clave fue ser 4 conductores, sinó imposible, yo q no estoy acostumbrado a conducir me entraban ganas de despeñarme al cabo de 4 horitas de volante!
Blue, la biodiversidad de insectos era tal que a saber cual fue la especie culpable! Yo le llamo a todo cucarachas...jeje
Manurhill, la inspiración en el viaje del popu estaba ahí, aunque por respeto a mis compañeros no rockeros, los objetivos musicales fueron secundarios en este viaje, lo tenía asumido desde el principio.
Aitor, a este ritmo, en un par de meses tienes las crónicas californianas,jeje. Por cierto, que tal la peli de Goomer?
Txema, aunque no sufrimos huracanes, hasta texas las tormentas burras, esas que paralizan bcn durante 2 días, eran el pan de cada día. Ahí lo ven de lo más normal.

fbarberan dijo...

Buenas,

Lo primero es disculparme por el retraso en 'la contracronica'...pero he andado bastante liado...pero al lio

Lo del hotel lleno de cucarachas parecia haber salido de la mitica pelicula el cuchitril de Joe, mas ke nada pq menearse se meneaban ke daba gusto y solo les faltaba cantar, yo que les tengo mucho asco a las jodidas cucarachas pero estaba tan cansado ke empece a matarlas con una zapatilla...cuando llegue a la quinceaba ya empece a decir que no era viable el tema de dormir ahi secundado acto seguido por el movimento del sumier...madre mia

Lo del madero fue un subido, no sabia ke hacer, llevaba tres horas conduciendo y teniamos que recuperar tiempo por lo que le iba apretando mas de la cuenta, si fuera por una carreterilla desabitada como las que luego nos encantramos vale pero esta era una autopista con un trafico normal, total que derepente aparece el coche por detras...lo vi por el retrovisor pq oirlo no lo oi...aun ibamos todo el dia descapotados y con la musika a toda tralla, pero madre mia aquello parecia un arbol de navidad...como para no verlo, me pararon, mi ingles no es bueno y con los nervios lo unico que balbuceaba era un Sorry, i'm spanish, I am not understand you, joer ke mal, el tio con la mano en la pistola me dice ke ke llevo en los bolsiyos...estaba costipado, le salio hasta una gota en la frente al ver la sorpresita...un manojo de papel de water bien reutilizado (el papel de water era un material preciado)...total despues de ver que no llevabamos ningun explosivo en el maletero el tio se lo curro y nos dejo ir con un buen consejo, ir despacio y tener cuidado en texas (refiriendose que alli no eran tan permisivos) , luego lo entendimos ya que solo entrar en la autopista tejana habia un cartel gigante que ponia "NO JUEGUES CON TEXAS" (Dont Mess with Texas me parece que era)...pa flipar

En fortWorth aparte de haber vacas y mucho aire a western pegaba una solana brutal, Samu y yo vimos una pequeña atraccion...era un laberinto establo,me explico, al mismo modo del tipico parque laberinto hecho de arbustos este estaba echo de madera, madre mia...quien nos mando meternos alli, la madera ardia y el calor se concentraba como si de una sauna se tratase...teniamos que encontrar 4 puntos especificos y luego encontrar la salida, tardamos 20 minutos y por lo menos yo sali que parecia una gota de agua recien sacada de una lavadora...fue peligroso, en serio ;)...lo peor fue cuando nos dijo la de la puerta que la gente lo hacia en 12 minutos...eso si, nos pego una bonita pegatina de sherif en la camiseta con nuestro gran tiempo.

Austin...habian ganas, prometia y...esperare a la cronica de Sam

Saludos

Bar-B

Clicky Web Analytics