domingo, 17 de enero de 2016

The Darkness - Barcelona 14-01-16 - Sala Bikini

Tras 13 años de ausencia -no tendremos en cuenta el paripé teloneando a Lady Gaga en el Sant Jordi-, poca broma, The Darkness volvieron a pisar BCN. Inexplicablemente, ya en los días de "One Way Ticket..." y desde su comeback en 2012, venían esquivando la Ciudad Condal así que la parroquia local estaba con ganas, lo que se tradujo en un llenazo de Bikini -prolongando el idilio rockero de esta sala, ya que en menos de un año ha contemplado sold outs de Rival Sons y Blackberry Smoke-. Es vox populi -aunque yo no termine de estar de acuerdo, mis recuerdos son buenos- que The Darkness se mostraron verdes en su show de 2003 en la mediana de Razz, por lo que esta nueva visita tenía cierto aire de reválida. Por mi parte, tras presenciar la exhibición de los hermanos Hawkins & co. en el Azkena 2012, tenía claro que iban a convencer hasta el más escéptico. 
The Darkness proporcionan horita y media de optimismo, diversión y, por su puesto, maravilloso rock n' roll. Justin -además de presentar un estado de forma física y vocal excepcional- está más suelto y cachondo que nunca, es la monda, un auténtico cartoon de carne y hueso. A pocos tíos he visto tan a gusto encima de unas tablas, con tal grado de autoconfianza. Por su parte, Dan, Frankie y el recién llegado Rufus Taylor -con el mismo talento a las baquetas que su legendario padre- dan el contrapunto sobrio a las locuras de su frontman, reproduciendo de forma impecable las gemas que van pariendo sin freno a medida que engrosan su discografía. The Darkness nunca han dado un paso en estudio. Prueba de ello es que los fans más die-hard sólo tenían un queja: ese set-list excesivamente basado en "Permission to Land" (el mejor disco de hard-rock del s.XXI?). Lo bueno es que mientras unos reclaman más temas de su reciente "Last of Our Kind" (ciertamente, es imperdonable que "Open Fire" se quedara fuera), otros piden más presencia de cortes de "Hot Cakes" y los terceros reivindican las perlas de "One Way Ticket...". Así de buenos son. 
El escenario ideal sería un concierto de 3 horas y media, pero como no puede ser, entiendo que apliquen aquella vieja máxima del RN'R de "has de dar al público lo que quiere". Y en un concierto de The Darkness, el 80% de los que han pagado quieren "Growing on Me" y "Black Shuck" y "Get Your Hands Off My Woman" y "Love in the Rocks with No Ice" y "I Believe in a Thing Called Love" y ... quieren "Permission to Land", vamos. 
Por supuesto, recordaré el paso de Nora por el escenario. La niña de 5-6 añitos que Justin hizo subir al escenario para que viviera sus 5 minutos de fama y gloria mientras manoseaba el teclado en "Friday Night". Un buen puñado de treintañeros y cuarentones vimos a nuestras hijitas reprentadas en Nora. Debo conseguir que el RN'R deje de ser visto como "un rollo" en mi casa, joder.

6 comentarios:

Joaquim Rodrigues dijo...


He visitado tu blog y me gustó mucho, me gustaría enlazar a colaborar con mi blog www.atituderocknroll.blogspot.com.br.

abrazo y éxito

Anónimo dijo...

El unico pero que les veo en directo es las pocas sorpresas en el setlist, vamos nonles cuesta nada preparar 4 canciones mas e ir variandolas en los bolos.Pero es lo unico porque la banda sono increible y Justin un crack, el hibrido perfecto entre Freddie Mercury y Monty pyton con gotitas de David Lee Roth.

Txema

singles dijo...

Hola, Sammy!
Soy Paqui, la madre de Nora, gracias por la reseña, voy a intentar guardarle todo lo que encuentre del concierto, vídeos, fotos, artículo...
Tiene 7 años, ya vio a Imelda May en verano y también la hemos llevado de festivales de rock. Y esperamos que siga disfrutando de la música cuando sea mayor. Esa noche lo pasó en grande!!!
Gracias de nuevo.

andreu from sabadell dijo...

Yo no habia tenido el placer de ver su directo y yeahhh... justin es un showman como hay pocos en el circo del rock'n'roll.
Realmente Permision of Land es su obra maestra y es lo que la gente quiere escuchar.

PUPILO DILATADO dijo...

Gran anécdota el de la niña y emocionante respuesta por parte de la madre. En mi casa el rock'n'roll es sólo 'un rollo' para mi mujer pero mi hija, al menos por el momento, tiene ese 'veneno' que desde bien pequeña he intentado inculcarle con Garbage, Steel Panther o Nine Inch Nails entre muchos otros.

COn respecto al bolo, joder!! das una envidia que te cagas, se nota que la banda ha vuelto con más fuerza que nunca y se lo está pasando en grande. Una putada que no exploten más sus dos últimos discos porque merecen más espacio del que le dedican.

Saludos

Anónimo dijo...

Para mí su obra maestra es "one way ticket to hell and back ".
El concierto estuvo muy bien ,muy divertido.El que esperaba un concierto tipo Ramones sin pausa entre canción y canción sufriría de lo lindo ,los demás disfrutamos.

Clicky Web Analytics