jueves, 16 de marzo de 2017

Capitán Booster + Slavedown - Barcelona 10-03-17 - Sala Monasterio

"Joder, que dura es Barcelona" declaraba en petit comité Izzra al bajar del escenario de Monasterio. Cierto, salvo contadas excepciones foráneas a lo Blackberry Smoke o héroes locales como 77' e Imperial Jade, la Ciudad Condal no es una plaza fuerte para el viejo RN'R. Pero estoy seguro que el pedacito de Barcelona que acudió a la portuaria sala, ese medio centenar de fieles, tras un concierto tan cojonudo, correrá la voz y en su próxima visita los valencianos torearán ante audiencias mayores.
Aunque a cada escucha le vaya pillando más el punto y en la actualidad le vea infinidad de virtudes, su EP de debut, "6 Puñaladas", inicialmente me dejó algo frío: la aguardentosa voz de Rafa Rocamora en contraste con la elegancia de Pau Monteagudo (vocalista de Uzzhuaïa), el tono canallesco -y algo garrulo- de las letras, no sé, algo no cuadraba.

Sin embargo, como suele pasar con las bandas de verdad, en directo todo encaja y esas canciones multiplican su valía por mil. Hard rock/punk/high energy escandinavo al máximo nivel. A Álex Simón, todo pelo y actitud, e Israel "Izzra" Ferrer, nada de pelo pero con el mismo arrojo que su compañero, con semejante hoja de servicios a sus espaldas, la calidad se les supone y se les exige, por lo que la sorpresa de la velada la protagonizó el citado Rocamora. Con unas cuerdas vocales más afiladas que las mostradas en el plástico -ejercitando un formidable rasp a lo Angry Anderson/Axl Rose-, un carisma de notable alto -su físico agraciado ayuda- y un innegable saber estar sobre las tablas, Capitán Booster tienen a una carta ganadora como cantante. El grueso del set-list estuvo formado por los seis canciones de "6 Puñaladas" -trepidante "Galway City Tales"- junto a un puñado de canciones que formarán parte de un futuro LP, destacando la espectacular "Brilla el Sol" que dio inicio al recital. Como complemento, unas tremendas revisiones de clasicazos como "Killed By Death" (Motörhead), "Mommy's Little Monster" (Social Distortion), "The Age of Pamparius" (Turbonegro) y, cerrando el velada, "Nice Boys" (Rose Tattoo). Uzzhuaïa ha muerto -mejor dicho, está en coma inducido-, ¡larga vida a Capitán Booster!

Una mención especial del jurado para los encargados de abrir la velada, Slavedown. Liderados por un pata negra como Marc Corso (ex- Aspid, Sangtraït o Rockzilla), un tipo con un magnetismo que quita el hipo, aplastaron a la concurrencia son su metal heredero de los mejores Pantera y Anthrax de la etapa Bush. Estaremos muy atentos a su inminente bautizo discográfico.

1 comentario:

Viajante sin fin dijo...

Muy buena crónica de lo que vivimos la semana pasada .No estoy para nada conforme con lo de que las canciones ganan en directo porque para mi el EP ya es perfecto ( incluyendo esas fantasticas letras ) pero si es cierto que el directo no las desmejoran .

slavedown ,efectivamente muy bien .escuchandolos se me hizo la vos muy parecida al de Rockzilla y ahora entiendo el porque.

Clicky Web Analytics