domingo, 8 de julio de 2018

Guns N' Roses - Barcelona 01-07-18 - Estadi Olímpic


25 años después de mi primer contacto con GN'R en directo. Mismo escenario. Última oportunidad -tras la experiencia agridulce de San Mamés- para dictar sentencia: o seguía conectado al presente (a nivel de conciertos, claro está; cuando graben algo pasaré por caja sin pestañear) de la banda de mi vida o mejor pasaba página. Y bien, haciendo balance de lo vivido en el Estadi Olímpic la semana pasada, la relación continúa, seguiré comprando sus (golden) tickets. Por qué aunque diste de ser algo perfecto, los pros de un show de Guns N' Roses en 2018 -a diferencia de Bilbao, esta vez con una visibilidad aceptable, 180€ mediante- superan a los contras.

En el lado negativo: Axl Rose, aunque cueste de asimilar, envejece. Él y sus cuerdas vocales -aunque recuerdo que en los piratas noventeros ya cantaba como el culo-. Y no lo hace precisamente como Mick Jagger o Iggy Pop. En una banda donde el componente físico y visual tenía un peso tan importante, este factor supone un lastre. Y hablando de físico, al mío le cuesta aguantar casi 3 horas y media de concierto. Con un minutaje de 2 horas y media, focalizado en sus himnos y prescindiendo del exceso de instrumentales y versiones, todos contentos.

En el lado positivo, todo lo demás: 3 horas y media de concierto -no me contradigo, se agradece que una banda tenga sentido del espectáculo y que intente devolver a su público, ni que sea a base de minutos en las tablas, lo que ha pagado por sus carísimas entradas-, una banda fabulosa donde sobresalen el magnetismo cool de Duff y la  magia intacta de un Slash arrebatador (merecido aplauso también para Richard Fortus, el Ron Wood de GN'R) y, por supuesto, un set-list plagado de obras maestras. Momentos favoritos: "Estranged", "Yesterdays", "El Padrino", "You Could Be Mine", "Nightrain" y "Paradise City".

Slash ya ha anunciado gira + nuevo disco con Myles Kennedy para este otoño y todo indica a que la fórmula Axl/DC se reactivará de cara a 2019, por lo que la maquinaria Guns N' Roses volverá a hibernar. ... ¿para despertar de nuevo, pongamos, en 2020? En mi opinión, otra gira mundial sin un nuevo trabajo que presentar no tendría demasiado sentido, pero quién sabe. El futuro, como no podía ser de otra manera con esta banda, es incierto.

5 comentarios:

vivici dijo...

thank you for sharing
viagra
jual viagra
viagra usa
viagra asli
viagra original
viagra jakarta
obat viagra
toko viagra

javistone dijo...

Bueno, disfrútalo mientras puedas y sobre todo puedan y quieran ellos. 3 horas y medias, suena muy típico de Axl, que físicamente es inevitable, ya hace diez años se le veía casi irreconocible, mientras sus compañeros aguantan más que bien el tipo. Lo de los 180 euros sí que me parece una ida de cabeza. Creo que con KISS ha pasado algo parecido pero cogiendo más de de la mitad de la zona de pista, se pasan tres pueblos.

Por cierto, me das mucha envidia...

saludos!

analogkid610 dijo...

Is this a sharing blog or just a showing one?

Anónimo dijo...

Pues mira mis momentos favoritos Civil War, Yesterday y ese Mr Brownstone tan sleazy, aunque también disfrute mucho el resto
Txema

sammy tylerose dijo...

Javistone, lo que dices del tamaño de la zona VIP es cierto. Cada vez son mayores! Y en GN'R era enorme y estaba petada, con lo que se perdía la sensación de exclusividad. Parece mentira, pero hay mucha gente dispuesta a gastar 180€ en un concierto. Sobre el físico, that's life, la biología (y los excesos) manda.

Txema, grande que un tío con tantas plazas toreadas como tú disfrutase de GN'R a estas alturas. Next stop, Greta Van Fleet! :D

Vivici y analogkid, WTF!

Clicky Web Analytics