domingo, 26 de julio de 2015

Lenny Kravitz - Barcelona 24-07-2015 - Hard Rock Rising Festival


Cuando en 2012 mi hermano me arrastró al Sant Jordi Club para ver a Lenny Kravitz, acudí con todas las reticencias del mundo. Sobran las explicaciones, ¿verdad? Sin embargo, tras un inicio nuclear empalmando "Come on Get It" -un funk durísimo incluido en el disco que presentaba y que yo desconocía hasta ese momento- y "Always on the Run" -el inmortal tema escrito a pachas con Slash- caí rendido a la evidencia: Lenny Kravitz, al menos en directo, seguía siendo absolutamente Rock n' Roll y, sin lugar a dudas, me lo iba a pasar muy bien. Por set-list -abrumadora mayoría de clásicos de sus tres primeros discos-, por carisma y buen hacer de la estrella mulata y por kilates de una banda excepcional, guardo un buenísimo recuerdo de ese show.

Nos plantamos en 2015. Con el marco -conceptualmente, este Hard Rock Rising es infame, es el Starbucks de los festivales musicales ... aunque todo sea dicho, a nivel de servicios, es de lo mejorcito que he visto-, el precio y la pereza como efectos disuasorios, de nuevo la insistencia de Tylerose Jr. fue el factor clave que me hizo arrastrar los huesos hasta la arena de la playa de Sant Adrià, un enclave idóneo para este tipo de celebraciones. Llegamos a tiempo para comprobar que Vetusta Morla no son para mí. No me apetece hacer sangre, así que lo dejaremos aquí. 

Tras unos minutos de espera espléndidamente amenizados por Soren & Max de Nasty Mondays, la Lenny Kravitz Big Band, con 3 coristas de color -una de ellas una bomba sexual-, 3 vientos, teclista, bajista, su inseparable Craig Ross a la guitarra y, recuperada para la causa, Cindy Blackman -a quien todos recordareis de sus clips noventeros ... como curiosidad, comentar que es la actual esposa de Carlos Santana- a la batería. Esta vez, la encarga de abrir el show fue otra pieza de hard-funk, "Frankenstein", menos abrasiva que "Come on Get It", pero que cumplió perfectamente como calentamiento. Todo hombre heterosexual presente en la sala con mucho gusto hubiese satisfecho el "I Need Love" entonado por la corista escultural. A continuación, "American Woman" -siempre preferiré la original de Guess Who-, "It Ain't Over 'Til It's Over", ese canto a la cópula denominado "Dacin' Til Dawn", el mojo hecho canción, y un "Always on the Run" de 15 minutos, alargada hasta el infinito y más allá. 

Si leeis críticas negativas sobre la presente gira de Kravitz, probablemente hagan especial énfasis en este aspecto. La banda está formada por músicos excepcionales, maestros de sus instrumentos, así que se entiende que su líder les conceda momentos de lucimiento. Sin embargo, a pesar de la exhuberancia sónica, de la innegable calidad de los desarrollos, provocan el síndrome James Brown y llegan a cansar al oyente medio. El problema se acrecenta cuando, debido al formato festival, la duración del show se ve limitada a la hora y cuarto: no se puede invertir un tercio del recital en "Always on the Run" + "Let Love Rule", ya que eso implica limitar el set list a 9 temas y al sacrificio de piezas clave como "Mr.Cab Driver", "Believe" o, especialmente, "Fields of Joy". El explosivo final de fiesta con "Fly Away" y un "Are You Gonna Go My Way" con los vientos desbocados acrecentan la sensación de que, a solo que limiten esas pajas musicales, Lenny Kravitz volverá a ofrecer conciertos tan o más excitantes que el de 2012.

PD. Sobre Kings of Leon, mi buen amigo Ofersan pronto os pondrá al corriente. No era cuestión de hacer esperar al chófer.







5 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

pese a las criticas creo qu Kravitz tenia muy claro que viajaba con su mejor banda y mucho funk. Funk y temas largos es todo uno

günner dijo...

A mí no me hubiera disgutao verlo, aunque Kravitz siempre me la sudo.

Txema dijo...

Vi el reportage de tv3 y vaya circo lleva Lenny !! y la corista Oh la la!!

Ofersan dijo...

Aqui Tienes mi cronica de Kings Of Leon http://interzonerock.blogspot.com.es/2015/07/hard-rock-rising-barcelona-platja-del.html
Disfrute el show de Kravitz, curiosamente nunca lo habia visto, esta claro que alargar varios temas corta el ritmo de forma espectacular, pero vaya banda que gasta, espectacular, si se basara mas en los aspectos musicales que en el postureo propio la cosa fluiria mejor. El final fue espectacular por eso. Por cierto el guitarra esta casado con la actriz española Goya Toledo, je,je....

Kar dijo...

No es el primer comentario positivo que leo... juer, mira que yo pensaba que Kravitz estaba acabado para la causa... y eso que yo soy muy fan del Kravitz de los 90's y de sus 4 primeros discos... claro que de eso hace mucho tiempo, tanto como que podríamos decir que hace 20 años que no graba nada decente... Pero sí, supongo que un Ferrari nuevo nunca está de más y que si uno se ha de vender, se vende, pero al final el Rock n' Roll se lleva o no se lleva. Y Lenny Kravitz lo lleva...
Si puedo, entonces, pillarlo en otra gira, lo haré!

un saludo!

Clicky Web Analytics