lunes, 21 de julio de 2008

Life after The Darkness



La Historia suele ser injusta, y probablemente se cebará con The Darkness. Su destino es ser recordados como unos divertidos one hit wonders, allá por la primera década del siglo XXI. Nada más. Y eso me cabrea.

The Darkness debutaron con un auténtico bombazo. "Permission to land", siempre que comulgaras con la singular voz de Justin Hawkins, era quasi perfecto. Una orgía guitarrera repleta trallazos rockeros. "Get your hands off my woman", "Growing On Me", "Love on the rocks with no ice"...uff, que temas. Y si, también contenía "I believe in a thing called love", canción que marcaría su carrera. Se convirtió en un smash hit que les convirtió en estrellas mainstream (amas de casa, pijos, rockeros... esa canción gustó en todas partes, dentro de 20 años saldrá en los recopilatorios que se anuncian en la TV de madrugada) y daba gusto ver de nuevo a un grupo de hard rock en el nº1 de los 40 principales de turno. Por contra, gracias a la dichosa cancioncita, el público asoció The Darkness a cachondeo, fiesta, banalidad y hasta parodia.




Su siguiente disco, "One way ticket to hell... and back", sin llegar a la excelencia de "Permission to land", es espléndido. Su primer single, "One way ticket", claro homenaje a los maravillosos Boston, descolocó a su público no-rockero. Como me dijo un colega yankee "The Darkness ya no son divertidos". La banda había pasado de moda y el disco no vendió una mierda. Trauma que Justin Hawkins, su líder, no pudo soportar, decidiendo abandonar el barco (él argumentó problemas de drogas, yo no me lo creo). Otra grandiosa banda al traste. Eran originales, tenían grandes temas y contaban con un frontman rompedor. Lo justo es que nos hubiesen dado 10 discos más así de buenos. Entonces la Historia seguro que les trataría como se merecen.



Pero la vida sigue. Su hermano Dan y el resto de banda deciden seguir adelante y , reconvertidos en Stone Gods, acaban de publicar un nuevo album, "Silver spoons and broken bones". Hard rock convencional, buenos temas y ni rastro de falsetes. A ratos me recuerdan a los fantásticos Wildhearts por su combinación de contundencia y melodía. Merecen una escucha.

www.myspace.com/thestonegods



Justin, que presume en su myspace de llevar 713 días sobrio, tras un par de años de recuperación física y psicológica (intentos de participar en Eurovisión a parte), parece que ha decidido volver al circo del rock. Al frente de una nueva banda llamada Hot leg, ya tiene prevista una mini gira británica para este agosto. Su disco debut no se editará hasta finales de año, pero como adelanto podeis escuchar su single "Heroes" aquí . No me parece gran cosa, pero siempre es grande tener a Justin Hawkins de vuelta.

6 comentarios:

Nadia dijo...

Ui, encara tinc el teu cd! L'hauré escoltat més o menys... 4 cops.

StonerQueen dijo...

Darkness molan y mucho!Me encantó su directo, son la bomba!

jimmythepooh dijo...

...ufff cuidadín, cuidadín...que sacar 10 discos más "así de buenos" is very difficult, poca peña saca más de 6 discos aprox. (si los saca) y ya se les vé el plumero, todo lo demás es más de lo mismo...no nos engañemos

Il Cavaliere dijo...

De todas formas una pena lo de esta banda, podrían haber grabado dos o tres discos más pero era demasiado bonito para ser cierto.

Un saludo.

TONI dijo...

A mí la voz con ese falsete me tiraba para atrás y como resultado admito que no me gustaban nada de nada.

Con Stone Gods es diferente, cuando se sueltan y ofrecen caña los encuentro, para mí, muy buenos.

Saludos.

kar dijo...

Justin debería dejarse de tonterías y volver con Darkness... por supuesto, ese momento hype que tuvieron con su debut es difícil que lo vuelvan a tener... y mejor así, ¿quién quiere que darkness suenen en programas de la tele y en los 40 principales? lo que yo quiero es que vuelvan a grabar discos tan buenos como los dos que grabaron, el primero, sencillamente brutal, el segundo, no es tan redondo como el Permission To Land, pero sin duda es otro discazo.

una pena

saludos

Clicky Web Analytics