viernes, 3 de octubre de 2008

Bye bye discos prestados


Parece que no escarmiento. Son tantas las veces que "nunca más se supo" de aquellos discos que presté, que debería ser más cauteloso. Pero no hay manera. Mis ganas de meter el veneno del rock n' roll en las venas de amigos, conocidos y no tan conocidos me nublan. Compartir es amar decían, ¿no?. Que le vamos hacer, es un precio a pagar si no quieres ser un ermitaño del rock n' roll. Eso si, que menos que dedicarle unas cuantas líneas a aquellos viejos amigos que nunca volveran!

Hagamos un poco de memoria... Los que más me duelen son aquellos caídos en combates amorosos. Me explico. Estás empezando con una chica, todavía soys un rollete, y que mejor manera de impresionarla que asombrándola con tu buen gusto musical. Por desgracia, las cosas suelen acabar mal, y con tal de no volver a ver a la zorra en cuestión, prefiero perder las joyas prestadas. Así desaparecieron de mi vida, por un parte "The great radio controversy" de Tesla (ella a cambio me había dejado "El que más" de Obús... y no está nada mal!), y por otra, "Volumen 8" de Anthrax, "Let there be rock" de AC/DC y "Nothing Safe" de Alice in chains. Cosas que pasan cuando tu entrepierna puede más que tu cerebro...


Esas reinas de la belleza, como nos toman el pelo...

Los amigos de toda la vida son un caso clásico. A mi colega Chus le presté una serie de cd's hará unos 12 años. No hemos perdido el contacto precisamente, nos vemos casi semanalmente, pero pronto perdí toda esperanza de recuperación. En un alarde de sinceridad, me confesó "tío, no se donde los tengo, vete a saber...". Ha pasado tanto tiempo que ni me acuerdo de cuales fueron exactamente las bajas (especialmente dolorosas en su momento, ya que mi colección de cd's todavía era exigua). "Ten" de Pearl Jam, "Girls girls girls" de Motley Crue, algún recopilatorio de Janis Joplin...por ahí iba la cosa.

La mala fortuna se cebó en el caso de mi amigo Aller. Siempre lleva los cd's en el coche, disfruta conduciendo con rock n' roll a volumen 11. Estaban localizados. Pero nadie contaba con ese caco desalmado que le abrió el vehículo y se llevó todo lo que encontró en el interior. Y nosotros tan felices viendo "Gladiator" en el cine... Eran media docena, pero ahora mismo tan sólo recuerdo el "Dopes to infinity" de Monster Magnet y el "Live" de Jimmy Page & Black Crowes.


Quien sabe, quizá el chorizo era hard-rockero

Mención aparte se merecen los "Expedientes X". Como es posible que al mismo tiempo que "Permanent Vacation" de Aerosmith y "Soup" de Blind Melon desaparecían de mi colección, éstos entraran a formar parte de la discoteca de dos amigos. Ellos perjuran que los tienen "de toda la vida". Claaaaaro. No les culpo, tienen mala memoria, demasiados porros. Se que son míos.

Los compañeros de curro. Mi ayudante Leti, una chica mod la mar de dicharachera. Una buena mañana me vió llegar al trabajo con unas compras. Entre ellas, el primer disco de "The Kinks" y el "The Innmediate years" de Humble Pie. Como no se los iba a dejar. Al poco tiempo perdió la cabeza y abandonó la empresa, no sin antes advertirme que sus amigos skin-heads me darían una paliza si no le pagaba el finiquito ipso-facto. Cualquiera le pide que me devuelva los discos!

"Leti te manda sus respetos!"

Finalmente, están los discos en poder de Nadia. Auténtica rockera, la conocí a través de la petarda del disco de Tesla. Una vez perdí el contacto con esa desgraciadilla, mi relación de amistad con Nadia, en vez de perderse, se fortaleció, y durante una buena temporada fuimos casi íntimos. Con el tiempo cada uno siguió su camino, cosas de la vida, pero confio en ella. Ya no nos vemos, culpa de la dejadez de ambas partes, pero nos tenemos agregados en el messenger y de vez en cuando tenemos agradables charlas. Sé que discos como "Tomorrow the green grass" de Jayhawks, "Permission to land" de The Darkness, "Night songs" y "Live at the Key Club" de Cinderella, "Toilet Boys" de Toylet Boys, "Greatest hits" de Poison y algún otro están a buen recaudo. Además, esta vez si, cuento con un buen número de valiosos rehenes, jejeje.

15 comentarios:

paulamule dijo...

Eso es lo que pasa siempre que dejas algo, sea disco, libro o peli. La gente es muy gorrona y se hacen los suecos cuando quieren. Todavía recuerdo mi colección de Astérix... Fue rulando por toda la pandilla de adolescentes que éramos y tuve que llamar al primo de Zumosol para recuperar algunos. Hoy en día da asco verla. Unos sí, otros no. En fin. Salud.

Txema dijo...

Macho te has superado que bueno!!
sin duda eres una ONG del Rock´n´Roll, por cierto ya que hablamos de cds prestados tu tambien tienes de hace unos cuantos años un doble directo de Motorhead y el directo de Stacey Earle y Mark Stuart que te deje.

Victor dijo...

A mi también me ha pasado macho, lo que pasa es que en el pueblo cuando un cd pasa más de seis meses en casa de uno se le da un contrato indefinido. Discos que yo tenga por ahí y que recuerde sólo uno el Coverdale/Page, que por cierto tampoco me hacía mucha gracia ya en los últimos tiempos. Sin embargo tengo especial recuerdo del Crystal Planet de Satriani y un recopilata de Clapton que llegaron a mi casa la última vez que se convocó huelga general en este país (2002) y todavía siguen aquí. Ahora con internet si mis colegas quieren escuchar un disco ni me lo piden directamente se lo bajan, en fin ventajas y desventajas. Saludos!

SanFreeBird72 dijo...

Que entrada más mítica! En tema de discos siempre he pensado con el corazón y no he dejado que mi pene me dominara. Pero esta historia es un clásico ja ja ja ja
saludos
sfb72

ROCKLAND dijo...

Pues,hace años cuando dejaba discos a colegas(hoy casi nadie me los pide, ya sabes ¡¡internet!!) solía ser bastante estricto y era en plan: "devuélvelo como te lo dieron" y funcionaba. Nunca dejaba un disco si no concocía al tipo en cuestión. Además era bastante meticuloso con los libretos. Si veía una mancha o cualquiera arruga, lo llevaba claro conmigo. Pero en reglas ganerales, los colegas me lo entragan siempre perfectos y no había problemas.
Gran entrada.
Saludos

Il Cavaliere dijo...

Pues mi experiencia es un poco como la de todo el mundo. He dejado libros y discos y nunca más se supo. Con una diferencia: cuando me los dejaban a mi yo era el más tonto, los devolvía mejor de lo que me los prestaban.

Saludos.

Txus dijo...

Motley Crue, vale, pero no me suenan más :P

Blue Monday dijo...

Fabulosa entrada Sammy. Y de verdad, es un pecado mortal perder "The Great Radio Controversy", aunque un buen polvo, ya sabes.
Lo mio fue peor, porque aquellos prestamos los solía hacer con vinilos de la mítica colección de mi padre. Uf, todavía me pregunta por el "Cheap Thrills" de la Janis y el "Bookends" de Simon & Garfunkel. Me pongo hasta colorado por algo que sucedió hace más de 15 años. Joder, que ingenuo fui.
Saludos desde la cueva.

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Pues yo soy un ermitaño del rock. Nadie de la uni comparte gustos musicales y de los institutos en los que estuve tampoco. La verdad es que se me haría tan raro que una chica me pidiese prestado un disco que no sé si se lo dejaría o me desmayaría ahí mismo; lo más que he visto son gafapastas seguidoras de Strokes, góticas o fans psicópatas de Cobain (que no de Nirvana), así que Sammy tan mala suerte no has tenido.

Eso sí, me piden recopilatorios en plan "oye tío grabamé en el pen drive recopilatorios", algo es algo. Y bueno, he conseguido que mi madre sea hard rockera a base de oírme tantos años, no está mal.

sammy tylerose dijo...

txema, este no es lugar para sacar trapos sucios...jeje
paula, la putada es que los asterix no se pueden bajar por el e-mule!!
Victor, con la era mp3, tienes razón, se ha perdido lo de "déjame ese disco" o "grábamelo", una lástima. Llamadme romántico.
SF72, cuando uno pasa vacas flacas en el terreno sexual, es capaz de muchas cosas...jejeje
rockland, tengo un colega que rajó la caja de un cd mio en mi cara pq le devolvi el suyo con una rallita de nada. que vengativo!
con tios como tu da gusto, cavaliere, si quieres que te deje algo ya sabes, jeje
txus, haz memoria haz...y eso q tu dejaste los porros hace siglos.
blue, veo que me entiendes con el tema sexual. los vinilos los perdiste por un polvo tambien?
aitor, seguro que en pamplona hay nenas jebis, que parece mentira, pero son las que mas aprecian que las instruyas en RNR. ah, mi madre compagina perfectamente sergio dalma con bla crous que diría ella.

sergiocrime dijo...

me has decepcionado,no me has mencionado y tengo tu THE DIRT hace 3 o 4 años

sammy tylerose dijo...

Sergio hombre, es que yo confío en ti. Se que eres un tipo cuidadoso. The Dirt no lo doy ni mucho menos por perdido!!

Rafa dijo...

Alguien dijo que hay dos tipos de tontos: los que dejan los libros, y los que los devuelven. Supongo que también vale para los CDs.

Desdichadamente, me incluyo en ambos grupos (y por lo que veo, no soy el único...). En fin, el hombre es el único animal, bla bla bla...

raskolnikoff dijo...

Menos mal que se inventaron los ipod's de gran capacidad porque yo también temblaba cada vez que dejaba algo ...

Möbius el Crononauta dijo...

Rockland tiene razón, ¡ahora ya nadie pide nada! Ah, y los Asterix, como todo, se pueden bajar de la mula

Yo he perdido algún disco de Siniestro, que no me duele especialmente, pero por ejemplo la recopilación de la Creedence y el Overkill de Motörhead se me siguen apareciendo por los pasillos... y ni sé si habrá algunos más que ni recuerdo que poseí algun día.

Maldita sea sammy, deberías acudir a terapia con Michael Douglas. ¡Perder tantos CDs no es bueno!

Clicky Web Analytics